Los 12 mitos del mindfulness que te harán amarlo aún más.

Actualizado: feb 26


En pocos años, la meditación se ha convertido en algo cotidiano que ya no está al alcance de unos pocos sino que la sociedad, cada vez más, va teniéndola en cuenta como herramienta natural para curar algunos trastornos MADE IN OCCIDENTE como el estrés, la depresión, etc.


Sin embargo, pese a que la meditación y , más concretamente el minfulness, como adaptación de la meditación a nuestro sistema y tipo de vida, todavía hay diferentes fantasmas a su alrededor que nos llevan a:


_Sentir algún tipo de rechazo a esta práctica _Practicarla incorrectamente _Perdernos sus beneficios _Etc


Por eso y para que puedas disfrutar de los innumerables beneficios que esta práctica puede aportar a tu vida diaria de manera rápida y transformadora (que es lo que nos gusta) te contamos los 12 mitos que pululan a su alrededor.



1. NO es una técnica de relajación. La relajación suele ser una consecuencia pero no un objetivo de la práctica de la Atención Plena.


2. NO es una técnica para hacer algo, más bien es NO HACER NADA para poder experimentar con plenitud cada momento, no enfrentándonos a él, sino aceptando nuestras emociones y sensaciones.


3. NO es dejar la mente en blanco. Todo lo contrario, es mantener la atención sobre nuestra experiencia. No se pueden controlar los pensamientos pero si podemos dejarlos pasar y estar atentos a ello. No se puede dejar la mente en blanco pero con la práctica consigues que disminuyan bastante la floración de pensamientos.


4. NO es un método para pensar en positivo. En el Mindfulness no valoramos ni juzgamos las situaciones Desde esta perspectiva, cada momento es único y hay que vivirlo plenamente, sin prejuicios ni expectativas que nublen la experiencia presente.


5. NO dejamos de sentir simplemente experimentamos las emociones, sensaciones, sentimientos y pensamientos con apertura y aceptación.




6. NO es escapar del dolor. Lo que te duele te duele pero si es cierto que la atención plena hace que disminuya el sufrimiento ya que al aceptar lo que hay no generamos expectativas y podemos desconectar mas fácilmente o al menos vivirlo con dignidad.


7. No hace falta entregarse a un nuevo estilo de vida, ni cambiar tus rutinas por completo… no necesitas trabajar durante largos periodos de tiempo, y ser un experimentado practicante para poder beneficiarte de su práctica.


8. NO es buscar el éxtasis, ni la iluminación. A través del trabajo y la práctica se pretende permanecer más atento, receptivo, consciente, mentalmente más flexible, curioso…, se fomentan una serie de actitudes, pero ninguna tiene que ver con alcanzar un estado de iluminación o sabiduría trascendental…


9. NO hay que ser budista, yogui, ni hay que tener ningún tipo de creencia mística, religiosa o trascendental.


10. NO es una terapia es un método psicoeducativo que se utiliza como complemento terapéutico que favorece la recuperación de muchos pacientes.


11. NO tienes que sentir nada especial. Es una experiencia habitual, en ningún caso mística o esotérica. Es lo que cualquier persona experimenta cuando se encuentra plenamente

consciente del momento presente. La experiencia Mindfulness es algo que todos hemos experimentado en muchas ocasiones, simplemente es la experiencia de estar aquí y ahora, plenamente consciente.


12. No hay que meditar y trabajar la Atención Plena durante intervalos muy largos de tiempo para obtener beneficios. Algunas personas creen que solo sirve si se trabaja por ejemplo durante 1 hora o más, pero esto es totalmente falso. Todo el mundo puede trabajar en esta práctica, sin necesidad de invertir demasiado tiempo en ello, basta con meditar durante 5-10 minutos al día.





221 vistas

Torrent de l'Olla,55. 08012   -     BARCELONA

TEL  +34 651 403239

info@growestudio.com

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Pinterest Icon