Ey teacher! Leave the kids alone! TIPS PARA COMENZAR A DAR CLASES DE YOGA


¿Qué tipo de profesor/a te gustaría ser?

Cuando empezamos a dar clase se suelen poner en marcha dudas e inseguridades del tipo de si estamos haciendo avanzar a la persona, si estamos yendo muy rápido, muy lento, si pueden seguir nuestras clases, si lo estaremos comunicando complicado, si seremos capaces de hacer que la persona consiga los resultados que desea, … ¡ECHA EL FRENO MACARENO! Todos queremos hacerlo bien, pero ¿Cómo podemos realmente elegir nuestro estilo de enseñanza desde la seguridad de estar haciéndolo bien? Para dar el primer TIP queremos ante todo dejar claro, echando mano de uno de los principios que más nos gustan del COACHING, que nunca podemos ser responsables finales de lo que otra persona consigue. Claro que somos catalizadores y acompañantes, guías multiperspectivos , pero JAMÁS dependerá de nosostros lo que la otra persona consiga, en última instancia…¿Lo habías pensado? baja los humos y/o tu dictador interior. No tienes ese poder.


Resulta que por otro lado, de este mismo principio nace el que más nos gusta: Son nuestros alumnos. Y las personas en general, los que realmente tienen todas las capacidades de llegar a donde desean (ellos, no tú).

¿Entonces para que estamos los profes-coaches-mentores etc?


¡OJO! No tener el poder en cierto modo nos libera, pero lo que sí tenemos es influencia. Todos somos parte de un sistema y todo lo que hacemos dentro de este influye en el resto de integrantes, no iba a ser menos en nuestras clases ¿NO?




¿ GOLEM O PIGMALION ?


Seguramente has oído hablar del efecto Pigmaleón, estudiado en psicología y pedagogía, que se refiere a la gran influencia que puede ejercer la creencia de una persona sobre otra en el rendimiento de la segunda.

El nombre de este efecto término lo utilizó el psicólogo social Robert Rosenthal a raíz de unos experimentos realizados, en los que engañaron a un grupo de profesores sobre los resultados de un test de inteligencia de sus alumnos, dando mejores resultados al final del año, los grupos que “supuestamente” tenían mayor coeficiente intelectual. En realidad los grupos habían sido compuesto aleatoriamente sin corresponder con tal coeficiente, pero las altas expectativas por parte de los profesores dieron como resultado un alto rendimiento en este grupo.

El efecto debe su nombre al mito griego de Pigmalión, un escultor que se enamoró de una estatua que había tallado, y que terminó, al final, cobrando vida.

Por el contrario, conocemos el efecto GOLEM como un fenómeno que afirma producir influencia negativa en los rendimientos de las personas cuando las expectativas sobre ellas son bajas.



Aquí es donde entra el juego tu perspectiva de enseñanza ¿ TE GUSTARÍA SABER LOS TIPS DEFINITIVOS PARA COMENZAR A DAR TUS CLASES DE YOGA?

El desempeño y evolución de nuestros alumnos, según el efecto descrito, estará muy relacionado con cómo miremos a esas personas. Pero también nuestros logros como profesores están relacionados con cómo nos miremos a nosotros mismos. ¿Cómo cambiar nuestras visión y que esto nos ayude a dar las mejores clases?

Te dejamos unos pasos que sin duda marcarán un antes y un después no solo en tus clases sino en tu vida!


💪🏼Gana seguridad: ¿Cómo? Practica y estudia


💪🏼Mantén la eterna mirada del aprendiz. Todas las personas son expertas en sí mismas. Nosotros controlamos la herramienta ( el yoga ) pero ellos sus deseos, sus miedos, sus recursos, etc y todo eso siempre tiene algo que enseñarte y que enriquecerá tu vida y tus clases.

💪🏼Confía en tus alumnos, míralos como Pigmaleón y no como Golem


💪🏼Márcate objetivos que dependan sólo te ti (cómo vas a hacer, qué vas a hacer, cuándo lo vas a hacer ) Y deja que el universo y el resto hagan lo suyo!



Suscríbete a nuestro blog ↓


116 vistas1 comentario

Torrent de l'Olla,55. 08012   -     BARCELONA

TEL  +34 651 403239

info@growestudio.com

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Pinterest Icon