Nuevos hábitos, antiguos vicios. 15 "To do" tips para un nuevo año más feliz.

Hasta aquí llegamos! El viejo TÚ se queda en el 2020, año que debería ser declarado el año de la reflexión, la resiliencia y el despertar. Más que darnos la oportunidad, nos ha obligado a mirar en todas direcciones, en especial, hacia dentro.


Quién que no lo haya hecho quiere seguir estando ciego.


Como especie, hemos recorrido un largo camino, la evolución siempre ha favorecido a los más aptos: adaptarse o morir, es uno de los muchos mantras de la naturaleza. Este año hemos sido testigos de la reaparición de la Pachamama. Aprendamos y bebamos de la fuente, las cosas que vemos a nuestro alrededor y que a menudo pasamos por alto y de prisa.


Es hora de reducir la velocidad y hacer como la pequeña hormiga, que sabe del arte de la supervivencia empática en una sociedad donde todos tenemos un papel que desempeñar y donde las acciones de un individuo, tal cual onda expansiva, benefician a todos. Los pensamientos se convierten en palabras, decisiones y acciones. A su vez, esto marcará y allanará el camino para la vida que elegimos.


El 2021 es un año para seguir por este camino. Reflexionar, tomar decisiones correctas y conscientes, te lo debes a ti mismo y al mundo que te rodea. Alcemos la vista, dejemos de mirar únicamente nuestro propio ombligo, y sobre todo, seamos compasivos entre nosotros y honremos con gratitud la vida que tenemos.




Bienvenido al To do List 15 esenciales para la vida para el 2021

1- Cultivar la paciencia reduciendo la impaciencia: En el 2021 dejemos que el semáforo cambie totalmente a rojo o verde y hagamos tres respiraciones antes de avanzar en coche, bici o cruzar la calle. “Si me dieran un euro por todas las veces que han estado apunto de llevarme por el medio y las veces que yo lo he hecho, sería millonaria”. Esta acción es el sutil inicio de la anarquía colectiva. Dejemos la prisa obsesiva, el mundo nos permite ir más lento, somos nosotros quienes le obligamos a ir más rápido.


2- Caras largas todos los días del año: El día a día se lleva mejor con educación y cordialidad: “Buenos días, por favor, gracias, hasta luego” son frases, pequeños impulsos que abren caminos y que, lamentablemente, ya no se escuchan siempre. Ya no es la excusa la cultura y las maneras... y menos en esta globalización. Saludar al cruzarnos con alguien en el ascensor, al entrar o salir de cualquier sitio. Detener la puerta para que alguién pueda pasar ¡Qué lindos los tiempos en que esto se hacía!.


3- Dejar de procrastinar: Este es un signo de desidia, miedo y pasividad. La vida, sin dudas, es un tren al que hay que subirse. La barrera más grande que impide que la mayoría de las personas alcancen sus metas es el deseo único de relajarse y hacer algo meramente divertido en lugar de esforzarse. Una vez que te acostumbras a procrastinar, es difícil salir de ese círculo, por lo que tendrás que esforzarte mucho para cambiar este mal hábito. Encuentra la fórmula de conectar la chispa de la emoción con tus objetivos y la forma de hacer las cosas.




4- Zombies por la calle: ¿Seguro más de una vez has estado a punto de tropezar con alguien en la calle porque viene caminando ( o tú ) como autómata sumergido en la pantalla del móvil?. Es esencial encontrar la forma de desconectar del mundo virtual y conectar con el mundo real. Volver a caminar conversando, mirando el cielo o lo alto de los edificios y no ser un teléfono ambulante. Una de las metas es siempre compartir una comida, un encuentro, sin la presencia de ningún móvil en la mesa o en la mente. Este 2021 prueba olvidarte del teléfono de vez en cuando, sé tú quien domine la ecuación, no el vicio de la pantalla.


6- La era de las bolsas reutilizables: La próxima vez que en el supermercado o en las tiendas te pregunten si quieres una bolsa, bien sea de papel o plástico, considera dar una respuesta verdaderamente consciente y ecológica "Ninguno, gracias". Este es el ejemplo perfecto cuando decimos que ponemos nuestro granito de arena. Lleva tus bolsas contigo, ya no podemos darle tregua al uso desenfrenado del plástico.



7- Vestir la cama al despertar: Una vez escuché que hacer la cama al levantarnos es signo de salud mental. Ahora lo entiendo, ayuda a reforzar la importancia de los detalles más finos de la vida, a sentirla limpia y ordenada. Te dará un pequeño sentido de orgullo y te animará a hacer otra tarea, y otra, y otra. Y al final del día, una tarea completada se habrá convertido en un buen día. Las pequeñas cosas pueden cambiar tu vida, no tiene porque ser una cama de hotel con bombones y cisnes en forma de toalla.


5- Es cuestión de sentido común de cooperación: ¿Qué te parecería si a partir del 2021 todos recogemos las bandejas al levantarnos de la mesa? Yo me sentiría realizada. No cuesta nada, es un gran pequeño detalle y nos haríamos la vida más dulce y fácil a todos. ¡Qúe cada lugar donde estemos lo dejemos mejor de cómo lo hemos encontrado!


8- Tener mejor sexo: En el 2021 pon más empeño en esta area de tu vida, ¡Enriquece tu gozo! Cualquier relación sana requiere mucha intimidad, y el sexo empático puede ayudarnos a mantenernos mental, energética y físicamente sanos. La idea es que sea una experiencia picante, liberadora, personal, divertida y gratificante; lejos de ser parte de la rutina. Las ganas también florecen en la práctica... mantén vivo el fuego. Cómo en el yoga “Practice and all is coming”, decía un maestro.



9- Engordar al cerdito de la abundancia: Una vez que tengas tus deudas bajo control, es hora de empezar a ahorrar dinero. Establece prioridades basadas en tus sueños no únicamente en la supervivencia. Haz un fondo de emergencia y algo de dinero extra que se pueda destinar a viajar, arreglar tu casa, Yoga, masajes de por vida, etc. Escóndelo si es necesario y construye tu fuerza de voluntad desde esos pequeños pero importantes cambios.

10- El 2020 nos mostró que para avanzar hay que abrir la caja mental. En el 2021, de verdad, prueba salir de tu zona de confort. Ve a por algo que siempre has querido hacer y por miedos y creencias limitantes no te has atrevido. Reinventate: Si no te sientes muy feliz sin importar lo que hagas, tal vez sea el momento de hacer algunos cambios serios en tu vida.


11- La observación de uno mismo y del todo: Cada día, ya sea que optes por una práctica de oración contemplativa, meditación mística, budista tradicional o simplemente escuchar música y cerrar los ojos; tómate un tiempo para sentarte en silencio a compartir contigo mismo y con el aire que te envuelve. Observar los pensamientos, las emociones y tratar de aclarar la mente. En este año toma tiempo para reconocerte.

12- Los rencores pesan y consumen: Estas épocas pueden ser duras y puede que se necesite mucho para superar la adversidad, pero quedarse sentado y abatido es contraproducente. Si tienes una gran pelea con alguien que sientes te ha lastimado ( que además suele ser por ego descontrolado, falta de comunicación y empatía) y te quedas ahí estancado, reducirás tu luz y tu alma recibirá un triste y amargo golpe El perdón es una forma mucho más saludable de lidiar con problemas que deberían dejarse en el pasado. Finalmente, es fundamental dejar de tomarnos las cosas tan a título personal. La mayoría de los conflictos son espejos y circunstancias.


13- Llegar tarde al encuentro: La puntualidad es una virtud que se tiene en alta estima en una sociedad consciente. Llegar a tiempo es una marca de respeto por el tiempo ajeno, un verdadero profesional, un amigo confiable y un socio cariñoso. Piensa y considera a los demás cómo quieres que piensen y te consideren a tí. El tiempo es uno de los recursos más preciados que existe.




14- Lo que es ser realmente responsable: La culpa no es del otro, la culpa no es de nadie, son solo percepciones. Una gran parte de convertirse en un adulto es la capacidad de reflexión y pensamiento antes de tomar una decisión. Es importante asumir la responsabilidad de las opiniones y acciones de uno, y evitar culpar de todo a los padres, al pasado, a los políticos, a la pareja o al jefe. Esta vida que tenemos no nos ha tocado sin más, cada día, decidimos vivirla. Sé una persona de palabra, haz lo que dices que vas a hacer, sé quién dices que eres.

15- ”Soy fuerza, soy paz, soy abundancia”. ¡Constrúyete! Las afirmaciones positivas son una gran herramienta si lo que necesitas es empoderarte. El poder está en una fé inquebrantable y en creer en uno mismo. Las afirmaciones rompen y desafían a los pensamientos negativos, nos fortalecen y ayudan a creer en el potencial que hay en todo y en todos.

¡Qué los aprendizajes de 2020 no sean en vano!, y como dice el título, detengámonos, miremos a nuestro alrededor y reflexionemos sobre los aciertos y los errores. Una mente tranquila y reflexiva, acompañada de un corazón generoso es el primer paso en la escalera de los buenos comienzos.


Tal vez este no sea el tipo de lista tradicional que imaginas cuando escuchas "Feliz año nuevo", pero ya toca probar algo nuevo. Con suerte, algunos puntos de vista de esta lista resuenen en tus necesidades y deseos para el 2021.


¡Hagamos que valga la pena vivir la vida todos los días en este nuevo año!



Autor: Nena Díamon

IG @nenadiamon

Photos: Unplash & Wix




93 vistas2 comentarios

Torrent de l'Olla,55. 08012   -     BARCELONA

TEL  +34 651 403239

info@growestudio.com

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Black Pinterest Icon